Las claves del futuro reglamento de seguridad privada

El Ministerio del Interior está pendiente de aprobar mediante Real Decreto el borrador del nuevo Reglamento de Seguridad Privada. Un borrador que tiene como objeto mejorar el sector de la seguridad privada y adaptarlo a los nuevos tiempos. ¿Cómo? Regulando y controlando, aportando herramientas, coordinando a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y, sobre todo, adaptando la seguridad a las amenazas actuales.


Borrador de Seguridad Privada


Necesidad de cambiar el reglamento actual


La seguridad privada es un ente que tiene más de cinco siglos de historia y es el actor principal en la protección de ciudadanos, empresas, instituciones y bienes. Por ello, conviene revisar de manera constante la normativa para adaptarla a los nuevos tiempos.


El actual reglamento se publicó hace tres años: la Ley 5/2014, de 4 de abril, de Seguridad Privada. Sin embargo, hace más de 12 años que se aprobó el Reglamento de Seguridad Privada que está vigente en la actualidad.


¿Cuál es el objetivo de la nueva ley?


El nuevo escenario legislativo pretende ser contundente contra el intrusismo laboral y la competencia desleal. Y es que, el sector de la seguridad privada ha visto su imagen dañada tras los últimos acontecimientos. Por otro lado, la nueva norma pretende aprovechar las mejoras de la Ley 5/2014. Todo ello con la colaboración de las administraciones. Tal y como declaró el Ministro del Interior Juan Ignacio Zoido: ''Para nosotros es fundamental que la seguridad pública y la privada colaboren y cooperen activamente".


Este nuevo borrador, pendiente de aprobar mediante Real Decreto, ha sido revisado por representantes de la Guardia Civil, Policía, Ministerio del Interior y entidades educativas y empresas directamente relacionadas con la seguridad privada.


Un cambio impulsado, además, por la necesidad de reforzar un sector que cada vez genera más empleos y aumenta su facturación: 3.500 millones de euros en 2016, un 3,6% más que en 2015. En esta línea, cabe destacar el gran volumen de profesionales de la seguridad privada: existen 1.400 despachos de detectives, casi 1.300 centros de formación y 110.000 vigilantes de seguridad.


Claves del borrador


El borrador cuenta con casi 400 páginas donde se detalla el cambio normativo. A continuación se resumen los puntos clave del documento.


  1. Aumentar la eficacia de los servicios de seguridad para dar respuesta a las necesidades de protección y prevención tanto de la ciudadanía como de las instituciones.

  2. Flexibilidad en el marco jurídico para adaptarse con rapidez a los nuevos tiempos.

  3. Creación de un registro. Se denominará Registro Nacional de Seguridad Privada y será único para todo el territorio nacional. Registrará un mapa de los servicios de seguridad privada nacionales para facilitar la coordinación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

  4. Mejora de la relación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad

  5. Incentivos económicos para aquellos que quieran crear empresas de seguridad privada.

  6. Calidad en lo que se refiere a concursos públicos para contratar servicios de seguridad. A partir de ahora, se priorizarán los criterios cualitativos en vez de tener en cuenta solo el precio.

  7. Consideración de Agente de Autoridad: el profesional de seguridad privada será considerado agente de autoridad, siendo protegido en el aspecto jurídico bajo el amparo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. En la actualidad, la jurisprudencia exige que haya un convenio o acuerdo por escrito entre la Policía y la empresa contratante de los servicios de seguridad.

  8. Servicios mínimos En situaciones de huelga.

  9. Control de accesos: por primera vez se especifican los requisitos en la ejecución de los servicios de control de accesos.

  10. Recopilación de los tipos de servicios que ofrece la seguridad privada.

  11. Regulación de las medidas de seguridad privada en ciertas empresas con la constitución, por ejemplo, de un Departamento de Seguridad.

  12. Seguridad de la Información y Ciberseguridad. Por primera se incluye la seguridad informática en el reglamento y la obligación de adoptar medidas para evitar los ciberataques.

  13. Obligatoriedad de auditorías de seguridad externas en aquellas empresas de seguridad informática y privada que presten servicios enmarcados dentro de las Infraestructuras Críticas. Esta obligatoriedad de las auditorías de seguridad externas es una tendencia cada vez más habitual en todos aquellos sectores económicos y esenciales tales como el financiero o el sector sanitario.


¿Cuándo se aprobará la nueva normativa? No tiene fecha fija prevista. El borrador vio la luz a mediados de este año, teniendo pendiente su aprobación a finales de año.


Aunque en general ha tenido buena acogida, el borrador plantea una serie de puntos negativos.


Entre ellos se destaca la falta de profesionalización del sector. Un sector que cada vez más atrae a menos trabajadores por las condiciones laborales. También se echa de menos una regulación para mejorar la calidad de la formación de los profesionales. Aun con estas lagunas, esta nueva ha supuesto un importante avance en un sector que pedía una reforma inmediata.



#seguridadprivada #ReglamentodeSeguridadPrivada #leyseguridadprivada

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Social Icon